Estampa para la historia en el Corpus Chico

La pérdida del párroco de Santa Ana y el discurrir del Santísimo por la Estrella, las dos noticias en el Corpus de Triana

Esplendor en el Corpus Chico, que cada año se celebra en el barrio de Triana el domingo siguiente a la festividad del Corpus Christi, organizado por la Hermandad Sacramental de la Esperanza de Triana. Tras la eucaristía celebrada a primera hora en la Real Parroquia de Santa Ana daba comienzo la procesión. Crespones negros en los azulejos de la ‘catedral’ de los trianeros, en recuerdo a D. Eugenio Hernández, párroco de dicha sede y director espiritual de la cofradía de la calle Pureza, fallecido hace unos días.

Corpus Chico 2018, PABLO LASTRUCCI (18)

La novedad, y que ha sido un hecho histórico, ha sido el discurrir de la procesión por la Capilla de la Estrella, así como por las puerta de la Iglesia de San Jacinto, debido a las obras que Emasesa está desarrollando desde hace meses en la calle Rodrigo de Triana. La cofradía del Domingo de Ramos preparó un imponente altar, ocupando toda la fachada, con banderas pontificias en la espadaña, guirlandas y ramos de flores blancas y las Santas Justa y Rufina entre cortinas, quedando al fondo María Santísima de la Estrella.

Sonó ‘La Estrella Sublime’ por la Banda de Santa Ana de Dos Hermanas en su transitar por San Jacinto, así como ‘La Esperanza de Triana’ en la calle Pureza. En la calle Vázquez de Leca se estrenaron los seises del Colegio Nuestra Señora del Rosario, que bailaron al paso de la Custodia, frente al altar de la hermandad de la Divina Pastora, que obtuvo el segundo premio. El primer premio en altares recayó sobre el levantado por el grupo joven de la Hermandad Sacramental de la Esperanza de Triana.

Corpus Chico 2018, PABLO LASTRUCCI (41)

El cortejo lo abría la Banda de San Juan Evangelista, seguida de las representaciones de los distintos grupos jóvenes. El Niño Jesús, San Juan Evangelista, las Santas Justa y Rufina y la Inmaculada Concepción. Ésta última imagen llevaba en la peana un crespón negro, yendo acompañada por la Banda del Santísimo Cristo de las Tres Caídas. La escolanía de Nuestro Padre Jesús de las Penas, de la Estrella, acompañaba a las Santas.