Edgar Allan Poe y el Evangelio

POE

No se trata de una equivocación. Muchos de ustedes habrán leído alguna, si no todas, las narraciones de este magnífico autor cuya vida en sí misma podría constituir el guión cinematográfico de una gran producción. Muchos estudiosos de su obra poética y en prosa desconocen la relación que Poe pudo tener con los Textos Sagrados. Para el lego, esta asociación parece imposible a tenor de los contenidos de las distintas obras del que ya es considerado como uno de los principales escritores no solo del siglo XIX sino de todos los tiempos. Asociamos su nombre al suspense y al terror, aunque fueron muchos los relatos cómicos, cuentos en realidad, los que nacieron de su atormentada mente pero, ¿el Nuevo Testamento?

La pregunta es obvia, que no la respuesta, y el foro en que presento esta intersección de “aparentes opuestos” me obliga a dar una explicación contundente. Esta se basa en la lectura exhaustiva de la obra de Poe. Metzengertein siempre ha sido considerada su ópera prima, pues, editada el 14 de enero de 1832 en el Saturday Courier, se trata del primer escrito firmado por un joven Edgar Allan Poe. Analizando el estilismo de este misterioso relato de estilo gótico, no parece improbable que hubiese habido tentativas literarias anteriores, interrogante que suscitó la búsqueda activa de obras que pudiesen ser atribuidas o consagradas al Genio de Boston. Así, eruditos como Killis Campbell se lanzaron a cazar en la prensa coetánea, escritos que poseyeran la impronta de un joven Poe, aún inmaduro literariamente, y la empresa obtuvo su fruto en forma de breve escrito o narración titulada “Un sueño”, texto publicado el 13 de agosto de 1831 en el Saturday Evening Post de Filadelfia. Aunque existe controversia sobre la autoría, el estilo, el momento evolutivo de la composición y la firma de la entrega con una “P.” parecen dar la razón a Campbell. Si asumimos el acierto, Un sueño constituye la única aproximación de Poe al Nuevo Testamento y, por extensión, a la figura de Jesucristo. Pero lo hace de un modo muy particular: el narrador habla en primera persona. Se trata de un personaje acostumbrado a leer pasajes de las escrituras antes de caer dormido por la noche. En esta ocasión lee sobre los pasajes que hacen referencia a la agonía de Cristo en la Cruz. El protagonista cae en brazos de Morfeo y sueña que es un fariseo que viene de vuelta del monte Calvario tras haber ayudado a clavar los miembros del Mesías al madero. La escena se describe vívidamente, resaltando el dolor que siente el hombre que ha visto el sufrimiento del crucificado y cómo la vida terrenal lo va abandonando hasta que expira: “la cadena de la existencia se rompió y un eslabón cayó a la eternidad”. El fariseo vuelve a una Jerusalén radiante y se recrea en la belleza de todo aquello que lo rodea. El sueño, plácido, se vuelve pesadilla  cuando la oscuridad se apodera de todo. Es imposible no pensar en el Juicio Final. Las escenas se suceden en agónica cadencia: “la oscuridad cubrió el universo”, “la naturaleza estaba de duelo pues su creador había muerto”. Es entonces cuando surge una luz hacia la que se dirige el soñador y en ella reconoce a Aquél al que había vejado convertido en Rey de Reyes.

CRUCIFIXION

Adriaen Backer. The elevation of thr cross.

Se trata de un texto innovador, incluso defectuoso y bello a la vez. El párrafo final nos desvela la figura de un Poe más reconocible. El narrador alcanza la tumba del último monarca de Israel y enmudece al contemplar aterrorizado cómo de ella se levanta el cadáver pútrido y pestilente que le escupe su aliento a muerte cuando pasa a su lado. En ese momento, el sueño llega a su final…

Francisco Javier Torres Gómez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s